INFOPROVIDUS




La confianza y el compromiso tuvieron sus resultados

En Necochea, provincia de Buenos
Aires, hay una familia ¡que salió adjudicada
por segunda vez!
En esta oportunidad es la Sra. Nélida
De Giglio la flamante ganadora que
feliz y entusiasta habló con Providus
S.A. para contar su historia.
Nélida, de 62 años, es una persona
que trasmite fuerza y energía positiva
en sus palabras, está casada y tiene
un hijo de 33 años y dos nietas. Su
principal tarea es ser ama de casa y
trabajar en el campo con su familia.
Al contactarnos con Nélida nos expresaba
su felicidad: “¡Tengo una alegría
inmensa! Conozco la empresa
hace muchos años, ya que mi hijo
Fabián pagó 28 cuotas y en el 2005
salió adjudicado con un Renault Clio.
En aquel tiempo ya Providus nos
había cumplido uno de los sueños
más importantes a la familia, entonces
apenas le entregaron a mi
hijo el auto, fui yo la que decidí
suscribirme un plan.
Fueron 53 largos meses, en los cuales
hubo momentos económicos muy difíciles,
pero soy una convencida de que
hay que pensar en positivo y esperar.”
De esta forma la familia se convirtió por
segunda vez en ganadora de un 0Km.
Nélida nos relata el momento en que
se enteraron de este segundo premio:
“Imaginate que confiaba tanto en la
empresa, que jamás, en 53 meses,
miré la Lotería Nacional. Me decía: Si
gano, de la empresa me van a avisar
¡Y así fue!
Yo veía que tenía muchos mensajes
de un número, pero cuando los
quería escuchar ¡No se
entendía nada! ¡Estaba
todo entrecortado por la mala
señal!
Hasta que el gerente pudo dar conmigo,
y me dijo que estaban muy felices
de adjudicar a la familia
nuevamente. ¡No te puedo explicar la
alegría que nos dieron! En el campo
se necesita de vehículos fuertes para
poder ir y venir en los caminos de
tierra, pero no es tan fácil adquirirlos.”
Nélida ya disfruta de su Toyota
Corolla y se despide dejando un
mensaje para todos los que están
suscriptos: “yo sólo puedo decirles
de corazón a todos, que va a haber
momentos muy duros donde uno
quiere dejar, pero no, hay que tener
coraje y fuerza, porque si uno insiste
y confía en quien cumple, las cosas
llegan y todo habrá valido la pena”.