INFOPROVIDUS




Ajudicó un camión Iveco en 3 cuotas ¡Y no paga más!

La historia de un suscriptor que cambió en tres meses su vieja camioneta por un camión

Luis Alberto Castro tiene 47 años y vive en Barrio José Ignacio Diaz de Córdoba Capital. Junto a su familia aún no salen del asombro y no es para menos ¡Luis Alberto acaba de adjudicar en la cuota 3 un camión Iveco Daily con Chasis y no paga más!

Todavía emocionado y apenas llegado de viaje nos relata su historia.

“Estoy casado hace 24 años con Rosa, tengo 3 hijos y 3 nietos. Trabajo hace muchos años por mi cuenta. Vendo todo tipo de alimentos, por lo que me la paso viajando casi todos los días, en mi camionetita, por Córdoba y el interior”.

“Un día estaba en el taller mecánico de mi hermano, en Colonia Caroya. Me estaba ayudando con el arreglo de la camioneta, que estaba rota y la necesitaba para salir a vender. Mi hermano se estaba anotando en un plan de Providus, es ahí donde me interesó la propuesta. Como me iba de viaje hice una cita para mi regreso y me suscribí por un camión, porque justamente mi sueño era algún transporte en mejor estado y con más capacidad”.

“La verdad, apenás recibí el número, el 714, me encantó, pero los dos primeros sorteos sólo me limité a comprar el diario el domingo y mirar los números, sin mucha expectativa”.

Pero el tercer mes sería muy distinto para Luis Alberto, quien entre risas nos decía: “Para el tercer sorteo, el de abril, yo estaba de viaje pero desde el miércoles anterior al sorteo empecé a sentir la corazonada que iba a ganar. Yo nunca me gané nada en la vida, es la primera vez, por eso no podía hacer oídos sordos a mi intuición, así que llamé a mi mujer y le dije que pagara la cuota que no quería quedarme fuera del sorteo. El sorteo era el sábado 25 de abril y la cuota la pagó el 23”.

Pero eso no termina ahí, Luis Alberto también jugó el 714 a la cabeza para ese mismo sorteo ¡Así que ganó doble!

“Estaba cenando con mi hija en Quilino, en la casa de mi otro hermano, y me enteré del número que había salido sorteado. En ese momento se me atoró la comida y no pude decir nada, sólo me limité a decir: no como más, y me quedé duro. No conté nada!”

“¡Esa noche no dormí! El domingo a la mañana me levanté y llamé a mi señora, le dije que compre el diario para verificar, y que además del camión ¡habíamos ganado 20000 pesos en la Quiniela! Mi mujer lloraba y saltaba, fue realmente una fiesta, desde ese día estamos de festejo, mis hijos, mis nietos, y todos los vecinos y amigos están que nadie lo puede creer”.

Ahora que tengo el camión lo voy a preparar para comenzar a trabajar. Gracias a Providus pude ampliar mi herramienta de trabajo en sólo tres meses. Mi experiencia con la empresa fue fantástica, no tengo más que palabras de agradecimiento, y jamás me voy a arrepentir de haber confiado”.

Como empresa nos enorgullece que cientos de personas, como Luis Alberto, consigan crecer, progresar y cumplir sus sueños.